jueves, 11 de diciembre de 2014

Studio Velocity arquitectura japonesa con raíces zen

El estudio de arquitectura japonés velocity, firmó hace ya unos años esta intervención en un espacio cilíndrico que convirtió en hogar de una familia. El espacio que pertenecía a la madre de la dueña había sido usado como trastero. Los arquitectos han hecho dos plantas unidas por una escalera, en un espacio inusualmente raro. Ha sido genialmente dividido en dos, en lo que una parte superior es totalmente blanco para aprovechar la luz, y la parte inferior de dormitorios ha sido forrada de madera, lo que lo vuelve un lugar cálido y agradable. Además de ello, has creado una especie de chimeneas para la luz, que dividen el espacio superior y dan una sensación de encontrarse en un espacio exterior, más que interior. Nos encanta!



Publicar un comentario