martes, 21 de mayo de 2013

Thomas Lamadieu, fotografía e Ilustración de la mano

Desde su Avignon natal Thomas debió pasarse su infancia mirando al cielo, algo que a menudo es tachado de irresponsabilidad infantil (como diría el gobierno), pero la reflexión de los espacios, el urbanismo, y tomar la medida de las cosas está lejos de ser una irresponsabilidad por mucho que les pese a cierta clase de empresarios y políticos, Lamadieu utiliza las instantáneas del cielo cortadas por la arquitectura para realizar sus obras, en las que uno puede reflexionar en que clase de urbanismo vivimos, y como la imaginación puede transformar los espacios cotidianos.



Publicar un comentario en la entrada