martes, 9 de octubre de 2012

Seat renueva su imagen dando un paso atrás

Mi intención con el blog ha sido generalmente ofrecer pequeñas noticias en tono positivo, es por ello, que cuando siento la necesidad de criticar algo de forma negativa creo que debe estar ampliamente justificado y razonado. En este caso, creo que la marca SEAT es suficientemente representativa como para dedicarle un espacio de estas características.

El pasado 1 de Octubre se presentó en París este cambio, ya de por sí me parece significativo que la presentación oficial tenga lugar en la capital francesa, pero teniendo en cuenta que se debía al salón del automóvil creo que es un echo comprensible. El anterior logotipo databa de 1999, sin embargo creo que fue todo un acierto de marca ya que el paso del tiempo no había afectado a la marca que se seguía viendo moderna, de todos modos, este es un echo que solamente destaca el buen hacer del logo, y renovarlo es una necesidad pese a ello.

Como podéis ver el símbolo se ha echo más cuadrado y ha adquirido es forma de 3d simulado. Podemos ver que el logotipo funciona aceptablemente bien de forma esculpida sobre el coche, en cambio esto no es motivo para que la versión plana del mismo tenga que simular el mismo efecto 3d. En plano este efecto funciona mal, no es ninguna necesidad de la marca y las líneas parecen peor rematadas que el anterior. También se elimina la segunda simplificación de forma, el color rojo e fondo, y esto, que en principio no debería de ser nada negativo, desliga el texto inferior del símbolo. Parece que se ha seguido el modelo de los grandes, como Volkswaggen o Chevrolet, que utilizan logos simulando efectos reales y que en mi opinión es un error, ya que cada cosa debe tener su equivalente, no su simple repetición en otro medio.



El texto inferior ha sido mejorado, algo normal debido al tiempo pasado, aunque el cambio es solo una actualización del anterior.

Lo que más llama la atención es la justificación completamente alucinógena del nuevo logo, que suponemos de la nota de prensa de la empresa;
La elegancia y la precisión del logo de SEAT tiene su origen en un trazo en diagonal que recuerda a la icónica Avenida Diagonal de la ciudad de Barcelona. Esta línea afianza la visión creativa y es un componente esencial del código genético de SEAT. Toques vibrantes de diseño español le dan vida: luces cálidas, sombras pronunciadas, perspectivas dinámicas, colores y alegría vinculan a las personas con un nuevo estilo de vida híbrido (racional-emocional).
Francamente este nuevo estilo es muy americano o alemán, nada que ver con el espíritu mediterráneo, y mucho menos con Barcelona, capital del diseño donde Mario Eskenazi les puede aconsejar como se usa la diagonal del ensache de la capital para crear una buena  marca global. Y en mi opinión esto es lo que más pierde la empresa, el espíritu mediterraneo de líneas simples y puras, en favor de la rigidez.

En definitiva,  el centro de diseño Seat y la multinacional del diseño Landor han copiado otros modelos de marca para empobrecer el diseño, parece que se han preocupado de la versión con relieve, que es aceptable y rica en matices, y no han sabido transformar esa correcta versión al papel, y esto precisamente ocurre cuando haces las cosas al revés, el echo de dar relieve no debe de condicionar la versión plana, un error para una empresa que demuestra las carencias nacionales; falta de confianza en sí mismo, imitación de modelos de éxito extranjeros sin reflexión previa, falta de confianza en los profesionales nacionales.

Más info en brandemia
Y en puro marketig



Publicar un comentario en la entrada